Comer con serenidad es una de las claves para poder llevar una alimentación saludable y tener un peso estable y sano. La ansiedad, el aburrimiento, la ira, el cansancio, el ritmo de vida nos lleva muchas a veces a no controlar la cantidad ni el tipo de alimento. Calmamos nuestro malestar comiendo. Cuando comemos de forma compulsiva la comida se convierte en algo más que un alimento. Se transforma en una obsesión, un pensamiento que nos lleva todo el día a estar pensando en qué comer, en qué evitar, y que nos amarga la existencia.

 

Si quieres ver las próximas fechas para este taller y dónde poder realizarlo accede al siguiente enlace: Calendario de fechas para este taller

Compartir en: